miércoles, 13 de julio de 2016

EL SERVICIO

EL servicio: Un bien muy escaso en México, si vamos a una sucursal bancaria bien ubicada, especialmente Banamex o Bancomer, encontraremos un laberinto hecho con cuerdas para que nos formemos de uno en uno y esperemos a que nos atiendan. Notaremos que hay diez cajas pero sólo hay tres funcionando. Si hay alguien con bastón o de la cuarta edad pues mala tarde porque nadie les prestará mayor atención.

Si luego vas a alguna ATL (así se llaman las oficinas de la tesorería) la entrada está organizada para que entren de uno por uno y en la entrada hay un fulano que te pregunta ¿a qué vas?, porque tal vez tú querías ir al súper y te equivocaste. Si vas a pagar el predial con descuento te mandan a un salón donde están amontonados todos los abusivos que quieren un descuento porque ellos recibirán un trato igual de malo pero diferente y diferenciado. Si el que quiere descuento vive en el Pedregal le dirán que no procede, por ejemplo.

Si vas a un OXXO, generalmente tienes que andar buscando lo que quieres porque los pobres empleados están haciendo cuentas en la caja o atendiendo lentamente a varios que están formados, siendo que todos tenemos prisa. Y tampoco es muy bueno el servicio en la Comercial Mexicana y Soriana no hay quien te atienda (economías tontas).

En fin que en general el servicio es algo que en México no recibe la atención necesaria de quienes venden un producto o un servicio. Peor si se trata de oficinas del gobierno y ya no digamos delegaciones políticas, porque además falta educación, actitud, instalaciones adecuadas, procedimientos prácticos y sentido común.

En vez de tenerte de pie, te pueden sentar. A los de la cuarta edad y aun a los de la tercera deberían tratarlos mejor. Los burócratas no deberían tener radios y televisiones prendidos como si estuvieran en su casa el domingo, oyendo música o viendo el fut.

Los restaurantes no deben poner la música y el fut a todo volumen, porque no todos nos metemos para ver un partido o bailar música grupera. El atuendo de los empleados especialmente del gobierno es una facha. Y así.

El servicio es primordial para que un País progrese y también para que un negocio o una empresa lo hagan.

A veces me pregunto si nadie se lo pregunta.

Desde luego hay empresas que destacan para bien. Un gran ejemplo: American Express y otro buen ejemplo: Telmex. Por eso hacen tan buen negocio.

De nuestros servidores públicos, ésos que están en las cámaras o en sus lujosísimos edificios, ya ni hablamos. Son auto-servidores. Se sirven así mismos todo lo que pueden agarrar.

2 comentarios:

  1. Muy cierto lo que comentas, Manuel: preocupa sin embargo que, cuándo nos toca dar servicio, nos olvidamos de lo que pedimos cuándo somos clientes -o seguimos las "políticas" al pie de la letra porque "es lo correcto".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No es por nada, pero en el gobierno de Calderón la atención de las oficinas federales mejoró muchísimo. Nunca será un placer ir al SAT, pero en ese tiempo al menos te encontrabas con personas amables que buscaban ayudarte.

    ResponderEliminar